ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES

"Líderes universitarios formando capital humano para el bien común"

(Texto íntegro perteneciente a Miguel Ángel Cornejo).
La Universidad Nacional Autónoma de México es una de las universidades más grandes del mundo, más de 250 mil alumnos; por supuesto, sus gastos superan los mil millones de dólares anuales; recientemente estuvo en huelga durante un año, las pérdidas financieras las asumió el pueblo de México, así como también el daño más grave: el rezago educativo de un tiempo desperdiciado y un hueco imposible de reponer en la educación de su juventud, principal patrimonio de toda nación.
Le preguntaba a un profesor de esta universidad por qué él apoyaba la huelga, a lo que iracundo me contestó: “Soy egresado de la universidad más prestigiosa de Europa, la Sorbona de París; tengo dos maestrías y un doctorado, domino cuatro idiomas y el rector de la universidad sin tener esta preparación gana diez veces más que yo. Esto es una injusticia, ¿acaso usted no la apoyaría?”.
A lo que yo simplemente le contesté: “¡Imbécil!”.
Con esa actitud y a pesar de todos sus grados académicos no merece la categoría de catedrático.
¿Por qué fracasa la gente capaz? Por la actitud, de nada nos sirve tener un egomural repleto de diplomas si nuestra actitud es negativa. La gran diferencia entre las empresas mediocres y excelentes es la actitud de su gente. Es la pauta que marca la gran diferencia entre el triunfador y el perdedor, entre vencedores y vencidos, entre ganadores y fracasados. Tener una actitud adecuada se hace vital para triunfar en nuestro trabajo, integrar un matrimonio, lograr la armonía familiar, es más, nuestra actitud hacia nosotros mismos nos salva la vida ya que la autoestima no es otra cosa que valorar nuestra persona.
Todos somos el resultado de nuestras propias decisiones; por ejemplo, cada quien decide qué cantidad de alimento ingerir, fumar, estudiar, trabajar, ejercitarse, rezar, etc. La primera decisión que debemos tomar al iniciar el día es con qué actitud lo vamos a vivir; tenemos por supuesto un menú variado: de jeta, amargado y gruñendo todo el día, de media jeta para luchar de vez en cuando o con una actitud positiva. De todas maneras el día va a transcurrir, de nosotros depende cómo lo vamos a pasar.

Los líderes de Excelencia saben que de ellos depende la actitud de sus colaboradores. Son los responsables de la ecología emocional de su gente, la cual se mimetiza con el estado de ánimo de su líder; lo mismo pasa en el resto de sus roles de vida: familiar, de pareja, social, laboral y personal.
Si te decides por una actitud positiva te aseguro que cambiarás tu vida y de las personas que te rodean. El éxito en la vida depende de ti, decide por ti mismo, sé positivo.

Reflexiona:
1. ¿Por qué la libertad la manifestamos al momento de decidir?
2. ¿Estás dispuesto todos los días a decidir qué actitud tomar?
3. La actitud marca la diferencia entre ganadores y perdedores, ¿con qué actitud deseas vivir a partir de ahora?

Recuerda: “Tenemos el privilegio diariamente de elegir la actitud con la que deseamos vivir”.


CÁPSULAS DE EXCELENCIA DE MIGUEL ANGEL CORNEJO

Vistas: 351

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Estimado colega Chero:

Vuelvo a retomar el presente foro que está inactivo por más de un año. Considero de mucha importancia y de reflexión el por qué fracasa la gente capaz.

Considero que la gente fracasa por su incompetencia y por no haber alcanzado niveles superiores de conciencia. En cuanto  a la "inteligencia cerebral" que refiere el colega Fernando Vásquez, en algunas personas se les "sube" a la cabeza y se creen superiores, como el caso del profesor consultado, piensan que deberían tener privilegios y mayores beneficios de la sociedad, lamentablemente tienen el nivel de conciencia elemental, personal, egoista, del beneficio propio, de aprovechamiento y de la riqueza material.

Sin embargo, el adquirir conocimientos es bueno para fortalecernos como personas y tener una visión holista del comportamiento de las personas y la sociedad y a partir de ello, servir a los demás, porque quienes adquirimos niveles superiores de conciencia no pensamos en recibir, sino en dar. Esa es la principal diferencia entre los "docentes" y Maestros formadores de una sociedad mejor.

Cordialmente: Raúl F. Gamarra Huertas.

Responder en Discusión

RSS

© 2019   Creada por ULADECH.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio