ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES

"Líderes universitarios formando capital humano para el bien común"

Comparto con ustedes una oración que hizo Gastón Acurio en el Décimo Cuarto Desayuno Nacional de la Oración que se realiza una vez al año por nuestro país. Este año se hizo en el Swiss Hotel, y contó con una asistencia de 360 personas aproximadamente, donde también estuvo el Vice-Presidente del Perú, el Cardenal Cipriani, empresarios y otras autoridades.

Al margen de las posibles creencias que cada uno pueda tener y de las personas que asistieron, Gastón no sólo fue escuchado, sino aplaudido y admirado por todas los asistentes, donde demostró una gran sencillez y humildad que muy pocos líderes y no líderes tienen. A continuación la transcripción de la oración:


ORACIÓN DE GASTÓN ACURIO
Señor
Estamos todos aquí esta mañana para que escuches nuestro ruego. Pero esta vez Señor, no te pediremos por nuestro Perú.
¿Cómo hacerlo?
¿Cómo pedírtelo Señor, si a nuestro Perú tú ya le diste todo. Porque si hubo un lugar en el que tú decidiste poner todo lo que cualquier ser humano soñaría tener para alcanzar la prosperidad para él y su comunidad, ese fue el Perú.

Señor. Porque aquí, reuniste todas las riquezas, todas las sangres, todos los climas, todas las oportunidades para que un día este pedazo de la tierra sea el más hermoso de los espacios para vivir.

Llenaste sus montañas de oro, plata y minerales. Pusiste inmensos lagos de gas y petróleo bajo sus selvas y sobre ellos, árboles, vegetación y naturaleza infinita. Dibujaste ríos que cortan la cordillera cargados de energía, bajando a irradiar desiertos que luego se convertirían en verdes valles. Y nos diste un mar de riqueza infinita, con todos los peces posibles y toda la abundancia posible.

Hiciste que vinieran todos los hombres y mujeres del mundo a instalarse en nuestra tierra trayendo consigo lo mejor de sus mundos bajo el brazo. Y vinieron gentes de Europa, de Asia y de África. Todos a asimilarse y mimetizarse con las antiguas culturas del Perú, formando un hermoso y envidiable crisol de culturas único en el mundo.

Y no contento con ello, nos diste 85, de los 110 climas existentes en el mundo. Casi como imaginando al Perú, como una suerte de muestrario de todo lo bello que el mundo que tú creaste tiene para ofrecer.

No querido Señor, como podriamos pedirte aun más por esta tierra. Si en ella tú ya lo pusiste todo.

Sin embargo, y a pesar de todo lo que nos diste, quienes habitamos en ella NO lo hemos sabido ni podido aprovechar. No hemos podido darle el destino necesario y justo que tú soñaste al poner todo ello a nuestro alcance.

No hemos podido lograr que toda esa abundancia y generosidad con la que nos bendeciste haya podido alegrar la vida de los hombres y mujeres que hoy pueblan nuestra tierra. E increíblemente, a pesar de todo lo recibido, hoy somos considerados, aunque sea imposible de comprender, un país tercermundista.

Por ello, Señor todopoderoso, estamos aquí para decir y reconocer con humildad que tú no nos has fallado. Que esta tierra no nos ha fallado. Somos nosotros los que hemos fallado.

Por eso, estamos esta mañana Señor, no para pedirte por el Perú sino para pedirte por nosotros. Por todos los que estamos aquí reunidos y por todos aquellos que hoy a diferencia de una gran mayoria de compatriotas, sí tuvieron la suerte de disfrutarlo todo y de vivirlo todo, tal cual tú lo soñaste, para que nos ilumines y nos haga reconocer y revelar de una vez por todas y para siempre, cual es nuestro verdadero rol en este Perú que tan generosamente creaste.

Te pedimos que nos hagas comprender que si nos has dado tanto, en un espacio en donde la mayoría tiene tan poco, es porque hay un mensaje y una misión expresa tuya detrás, que es la de asumir nuestro rol como líderes. Como hombres y mujeres elegidos para conducir a nuestro pueblo y nuestro Perú hacia esa prosperidad que tu diseñaste y nos encargaste hacer realidad.

Te pedimos Señor, que nos des la fuerza para reconocernos como hombres y mujeres de paso en esta larga historia de la humanidad, cuya misión es entregar nuestras vidas al servicio de las generaciones futuras, y en ese sentido, que sepamos comprender que habiéndolo recibido todo ha llegado el momento de darlo todo.

Que finalmente ha llegado la hora que todos demos un paso atrás, renunciando a nuestros sueños más individuales, nuestras aspiraciones materiales más personales y nos demos la mano para formar un solo grito, una sola voz, un solo camino. que no es otro que el que tú siempre soñaste y bendeciste para el Perú. El camino de la belleza abrazada a la justicia, de la prosperidad iluminada por la equidad, del amor tocándole la puerta a todos los hombres y mujeres que aquí habitan.

Señor, lo sabemos, la tarea no es fácil. Son tantos años en que hemos fallado. Pero nunca es tarde y lo sabes. Aun estamos a tiempo si es que nos decidimos aquí y ahora todos, cada uno en nuestro campo de acción, a cambiar nuestro destino comun para siempre. Lo sabemos Señor, hemos contaminado tus ríos, hemos vaciado tus montañas, hemos talado tus bosques, hemos despreciado nuestras diferencias. Y ello a nada nos ha conducido. Lo sabemos. Nuestros niños en vez de jugar trabajan sin descanso. Nuestros ancianos mueren olvidados en las puertas de viejos hospitales. Nuestros hombres y mujeres no logran conciliar siquiera un sueño digno, al ver a sus familias sin un futuro posible. Nuestros poderosos miran con indiferencia el mundo que los rodea.

Entonces Señor, si todo eso lo sabemos y estamos todos aquí para reconocerlo abiertamente y sobretodo para aceptar que al habernos dado todo, algo mucho más grande esperas de nosotros. Te pedimos Señor que nos des ese último Don que nos lleve a acabar para siempre con esta larga historia y podamos empezar esa nueva historia que siempre quisiste para este paraíso que creaste llamado Perú.

Báñanos por última vez de humildad infinita, de generosidad, de solidaridad, de fortaleza de espíritu, de capacidad de perdón, pero tambien de inteligencia y astucia para enfrentar a todas las fuerzas del mal que se desplegarán en esta lucha que nos convoca.


Señor te pedimos esta mañana por nosotros, los peruanos que tú elegiste para esta última gran batalla, prometiéndote darlo todo y entregarlo todo, para que un día, cuando ya no estemos, quienes aquí habiten, puedan contarle a sus hijos y a sus nietos, que en el Perú se vivieron momentos difíciles, pero que todo eso ya pasó.

Que finalmente llegó al Perú, ese mundo de belleza y justicia que Dios nos entregó y que sus hijos se encargaron de hacerlo florecer.

Te lo pedimos Señor.
Gaston Acurio

Vistas: 1291

Comentario de Andrés Bernuy Azaña el diciembre 25, 2009 a las 7:45pm
Estimado Henry y Colegas.
Primero para agradederle por compartir la oración de Gaston Acurio y luego es para resaltar la gran cualidad espiritual y ademas sus conocimientos profundos que tiene de nuestro querido Perú, probablemente el conocimiento amplio que tiene las riquezas, los climas que existen le ha permitido establecer unas exquisitas comidas para cada región.
Saludos
Comentario de Raúl Felipe Gamarra Huertas el diciembre 26, 2009 a las 3:18pm
Estimado colega Henry Chero:
Es interesante esta oración para reflexionar sobre la realidad peruana y nuestra posibilidades, pero no pasa más allá de un buen mensaje y buenas intenciones. Desde muchos años atrás tenemos las enseñanzas de las doctrinas religiosas, oración de Mahatma Gandhi, Madre Teresa de Calcuta, las visitas anuales del Lic. Miguel Ángel Cornejo, etc. Todo queda en emociones y buenas intenciones. Seguimos siendo un país subdesarrollado e injusto en cuanto a las brechas de la pobreza y el conocimiento. Lo que realmente tenemos que construir a través de las aulas es el CAMBIO DE ACTITUD de las personas, fortalecimiento de la familia, fortalecimiento de la democracia, entre otras acciones, para construir una sociedad más justa y humana. Es una ardua tarea que empieza con el cambio de nosotros mismos los educadores.
Cordialmente: Raúl F. Gamarra Huertas.
Comentario de MARITZA ZELIDETH CHUMACERO ANCAJ el diciembre 27, 2009 a las 12:37pm
Gracias por enviarme esta oración, sin lugar a dudas las personas orantes ven con posiblidad todo lo que les rodea. Les ánimo a vivir en permanente oración, ¿qué es orar? es conectarse con el corazon de Dios y ver el mundo con sus ojos. Hasta pronto. Maritza Chumacero Ancajima
Comentario de Ana María Calderón Cornejo el enero 3, 2010 a las 5:04pm
Buenas tardes colegas: gracias por compartir tan linda oración. Efectivamente, que podemos pedirle a Nuestro Señor si en el Perú lo tenemos todo? Solamente, como dice la oración, la fuerza necesaria para que todos juntos miremos un solo horizonte y tengamos para nosotros mismos y para las nuevas generaciones el país que queremos.
Desde Arequipa, un fuerte abrazo y un feliz año nuevo 2010 para todos
ana maria calderon
Comentario de juan franco beltran aguilar el enero 6, 2010 a las 5:44pm
Los que no creen en el peru, deberìan reflexionar sobre esta oraciòn, sobre todo los que tienen,( no solo bienes) el poder, ellos, deben practicar lo que un gran hombre antes de ser DIOS nos enseño AMOR, deben tener en cuenta que antes de tomar decisiones y actuar como estan actuando, invoquen a DIOS para que guie su actuar, como hombre he aprendido acercarme a Dios y acercàndonos a el, creo, que no habrà, mas niños trabajando, ancianos en los hospitales, jovenes y adolescentes delincuentes, corrupcion y engaño por doquier, y nuestro Perù Volverìa a ser como Gaston Acurio lo describio al inicio de su oraciòn , un mensaje para mis colegas de ULADECH , compartiendo con las reflexiones de Javier Hebert, atte........ franco










franco
Comentario de Victor Fortunato Cardenas Rios el enero 30, 2010 a las 4:21pm
La oración de Gastòn Acurio es una plegaria muy humana y ecològica que nos conduce como de la mano al Dios del amor y de la vida, nos hace sentir responsables de todo lo malo que pueda pasar en nuestro mundo, pero al mismo tiempo nos llama a cambiar de rumbo y a decidirnos por superar los graves problemas que nos plantea el futuro del mundo , para que estemos preparados, para que reconozcamos nuestros errores y horrores. Gracias

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES para agregar comentarios!

Únete a ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES

© 2019   Creada por ULADECH.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio