ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES

"Líderes universitarios formando capital humano para el bien común"



Maestro querido, maestro mío,

Abro hoy mis brazos para abrazarte,

Rompo el silencio de antaño,

Para decir lo que en una palabra significas,

Eterno fulgor de las mañanas,

Astro rey de las profesiones,

Luz en las tinieblas,

Consuelo en las tristezas,

Risa alegre de corazones felices.

 

Maestro querido, maestro mío

Tú que callas y olvidas las ofensas,

Tú que llevas nuestras alegrías y desdichas,

Tú que lloras si lloramos,

Tú que ríes si reímos,

Tú que guardas con gran ilusión,

Las beatitudes de tus  hijos,

que con tus manos las moldeaste,

Para un mañana mejor.

 

 Maestro querido, maestro mío,

Hoy te llevo en mi corazón,

Recordando tus sabias enseñanzas,

Tú  perenne alegría y tu viva voz,

aunque tus días fueran negros,

aunque tu ilusiones de derrumbaran,

siempre nos exhortaste,

para vencer obstáculos y vivir mejor,

¡Gracias! maestro querido.



Vistas: 61

Comentario de Abimael Torres Rojas el julio 18, 2011 a las 5:19pm
La reflexión que publicó nuestro amigo, hizo que me animara a publicar este poema, espero que les guste. Para todos los maestros del Perú con cariño.

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES para agregar comentarios!

Únete a ULADECH CATÓLICA: RED DE DOCENTES

© 2019   Creada por ULADECH.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio